viernes, 18 de diciembre de 2015

Cuando en 1910 murió Vicente Casares (fundador de La Martona), los hijos enviaron a la viuda, María Hersilia Lynch, dos años a París. Lo hicieron para que gastara menos: era más barata la vida allá que en la Argentina.


Daniel Balmaceda

No hay comentarios.: