lunes, 22 de septiembre de 2014

Ayer y Hoy - Capítulo 1 - Presentación (Historia de Mendoza)





realizado por: Zafiro Contenidos.
Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=LiGQlwlvfkY








Patronato de la Infancia, año 1925.

Foto

Documento Fotográfico. Caja 90. S 6

Mar del Plata. Remolcando un vagón, c.1940.

Foto: Mar del Plata. Remolcando un vagón, c.1940.
Documento Fotográfico. Inventario 47185.



Documento Fotográfico. Inventario 47185.
Archivo General de la Nación 


Las bodas de antes y una costumbre perdida: el Cortejo de Honor. Principio de Siglo XX

Eran los novios quienes decidían cómo armarlo y, según las buenas costumbres, nadie podía rechazar al acompañante designado sin una causa seria que lo justificara.


A principios del siglo XX, el cortejo de honor tenía vigencia en la ceremonia del casamiento religioso. Las parejas que lo formaban se constituían con los parientes y amigos íntimos de los novios. 
Esta vez sí eran los novios quienes decidían cómo armar estas duplas y según las buenas costumbres, nadie podía rechazar al acompañante designado, sin una causa seria que lo justificara… 
El cortejo se reunía en la casa de uno de los futuros esposos para partir hacia la iglesia. Aunque lo más usual era que se encontraran en el atrio y esperaran allí a los novios. Durante la ceremonia religiosa, las parejas del cortejo ocupaban los primeros bancos, detrás de los novios y los padrinos. Una vez terminada, los caballeros dejaban a las damas donde ellas lo desearan, terminando así su misión.
¿Qué otra tarea cumplía el cortejo?



Si al casamiento seguía un baile, las parejas ayudaban a los dueños de casa con la atención de los invitados. 
Durante la fiesta, los caballeros debían atender especialmente a la compañera asignada (servirle refrescos, ayudarla a acomodarse en la mesa, alcanzarle lo que necesitara, etc.) y podían dejarla solo momentáneamente para atender al resto de los comensales. 
Si el novio no obsequiaba a todas y cada una de las damas de honor, debía hacerlo cada compañero (el obsequio consistía en un ramo de flores). Aunque un gesto esperado y frecuente era que los futuros esposos regalaran a las damas del cortejo una joya que llevara la fecha del enlace.

Alejandra Cicchitti, propietaria de “Alejandra Cicchitti Antigüedades”.


Tranvía en Calle San Martín. Ciudad Capital de Mendoza (año 1945)


Sociales. Casamiento de Juana Eduarda Jorba López con Lorenzo Soler (h). (año 1924) Mendoza


domingo, 21 de septiembre de 2014

Persona posa junto a su auto en el Parque General San Martín, detrás la fuente de los Continentes (Mendoza) foto sin fecha

Un aporte de: David Mercado

Esta fotos las encontré tirada en el basural. Se puede apreciar que detrás del auto se encuentra la fuente del parque. Valla a saber quien es y de que año sera.


Estudiantes de Medicina, festejando el día del estudiante en el Hospital Durand, c.1930.



Documento fotográfico. Inventario 19072.
Archivo General de la Nación

21 de septiembre - Día de la Primavera, Plaza Francia. (1920).



Buenos Aires

Documento Fotográfico. Inventario 213462
Archivo General de la Nación

Stoppel, el apellido de una mansión

Fue uno de los hombres más acaudalados de la provincia. Empresario de carruajes, fue también diplomático y político con gran ascendente en la “alta sociedad”. Construyó un edificio fastuoso en las “afueras” de esa aldea conocida como Mendoza.

imagen
La Mansión Stoppel se encuentra en Emilio Civit 348. Actualmente la están reconstruyendo.

Desde hace algún tiempo, la antigua mansión en donde funcionó la Dirección del Menor se está restaurando. Se instalará allí un centro cultural que albergará una parte de las obras del pintor mendocino Carlos Alonso. Pero detrás de todo esto se esconde la figura de su dueño y artífice de aquella impresionante casona ubicada en plena avenida Emilio Civit, al 348 de Ciudad. Se trata de Luis Stoppel quien fue empresario, político y diplomático.
El sello de un hombre

Luis Stoppel, nació el 7 de julio de 1862 en la capital de Chile, su apellido era de origen alemán y tiempo después, llegó a nuestra provincia con sus padres en donde se radicó. Luego de su adolescencia, Luis se inició en las actividades comerciales. Su empresa se basó en la construcción de carruajes de todo tipo, pero especialmente los coches de paseo. Con solo 23 años, ya era un acaudalado hombre gracias a su habilidad como empresario. El 16 de abril de 1885 durante la Exposición Interprovincial de Comercio e Industria, su empresa de carruajes, única en toda la región, fue premiada con la medalla de oro, por sus excelentes coches. En 1894, junto a su socio Federico Witestein, crearon una empresa de transporte de pasajeros en la cordillera. Su itinerario era Punta de Vacas, Puente de Inca, Las Cuevas y desde allí a Chile haciendo combinación con el Ferrocarril Trasandino en ambos lados de la cordillera, ya que el túnel internacional fue inaugurado en 1910.

Con este importante negocio, Stoppel, acrecentó su patrimonio y se posicionó entre hombres más importantes de la provincia, durante fines del siglo XIX. Además de este negocio, invirtió en campos y estableció una bodega en Maipú, que lamentablemente se  incendió.  
El prestigioso empresario vivió gran parte de su vida en una casa ubicada en la antigua calle Suipacha 91-hoy avenida España- junto a su esposa Ana Strassburger y sus hijos. En 1895, Stoppel intentó radicarse en la Capital Federal, vendió todos sus muebles y otras pertenencias pero en aquellos tiempos, resonaba la posibilidad de un conflicto armado contra Chile. Lo que lo hizo desistir, al asumir como vice-cónsul del país trasandino.

Diplomacia y filantropía

Imagen
Entre otras actividades industriales y comerciales, Stoppel también participó activamente en una importante sociedad filantrópica y filosófica de aquel tiempo. Fue precisamente en esa asociación que junto a otros mendocinos donaron importantes sumas de dinero para obras de caridad, manteniendo siempre el anonimato. Además, Stoppel se destacó en política. Fue electo como concejal de la municipalidad de la Ciudad de Mendoza en varios periodos y en dos ocasiones obtuvo el cargo de Vicepresidente y Presidente del Honorable Concejo. Apreciado por una parte de la alta sociedad mendocina, ocupó además otros cargos en diferentes instituciones como la Asociación de Residentes Chilenos en nuestra provincia. Pero uno de los mayores puestos que pudo aspirar este gran empresario fue el de Vice cónsul de Chile en Mendoza, quien se dedicó de lleno a esta función por varios años, generando además un importante vínculo de amistad entre nuestra provincia y el país vecino. En a fines de diciembre de 1938, Luis Stoppel, junto al entonces Cónsul de Chile, Armando Moock fueron, los que recibieron la visita a Mendoza del ex- Presidente chileno, el general Carlos Ibañez quien por aquel entonces era el líder del partido de la Alianza Popular Libertadora. Una importante comitiva almorzó con el ex-mandatario en el hotel Imperial de nuestra ciudad. Además, Stoppel, fue por muchos años cónsul del Perú y cumplió importantes misiones diplomáticas entre ambos países.

Una casona con historia

Por aquellos años, pocas construcciones se realizaban por entonces en la zona oeste de la Nueva Ciudad, la cual empezó a lotearse y desarrollarse recién a principios del siglo XX. En la futura avenida Emilio Civit, comenzaron a construirse fastuosas mansiones que se orientaban hacia el entonces Parque del Oeste. Fue así que Luis Stoppel inició la construcción de su nuevo hogar, a cargo del genovés Víctor Babino, quien desde 1902 había llegado a Mendoza para radicarse. La faustosa obra llevó más de dos años en su construcción y en 1912 quedó finalizada.  Entre otros gastos, se tuvo que pagar la extensión de la red de agua potable para dotar de este servicio a su residencia. El 22 de julio de 1947, a los 85 años de edad, el empresario falleció y sus restos fueron sepultados en el cementerio de la Capital. Dos años después de la muerte de Stoppel, la mansión fue adquirida por Gobierno de la Provincia para ubicar allí el entonces Patronato de Menores. 



Texto y entrevistas: Carlos Campana - las2campanas@yahoo.com.ar
Fuente: http://www.losandes.com.ar/estilo/noticia/stoppel-el-apellido-de-una-mansion


Feliz 21 de Setiembre, Feliz Primavera 2014.

Festejos del Día de la Primavera. (año 1951)

video


Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=M3jLWSNzh00
Archivo General de la Nación
Buenos Aires, festejos del Día de la Primavera en la Av. Santa Fe. 1951
Documento Fílmico. Tambor 780.C16

sábado, 20 de septiembre de 2014

Disc jockey, Retro, con disco de pasta.

Foto: DJ

Construyendo el ferrocarril - (1946)

Foto: Construyendo el ferrocarril Salta - Socompa, c. 1946.
Documento fotográfico. Inventario 3500.

Salta

Documento fotográfico. Inventario 3500.
Archivo General de la Nación

Cómo se organizaban antes los casamientos en la Argentina

¿Qué trámites debían hacerse antes de casarse por Iglesia? ¿Quiénes eran los padrinos ideales? ¿A qué hora podían realizarse los casamientos en nuestro país? Acá te lo contamos.
La obligación de los futuros contrayentes era hacer las amonestaciones en la parroquia correspondiente. Las amonestaciones servían para que todos supieran quienes iban a casarse y de esta forma intervenir si se creía que la unión no debía realizarse. Estas proclamas se hacían durante 3 domingos y en la misa mayor de la comunidad. 
¿Quiénes eran elegidos padrinos de boda?


Los padrinos obligados eran los padres, siguiendo en orden de parentesco hermanos, tíos, etc. La persona que había pedido la mano de la novia tenía cierto derecho moral pero solo si era designado para tal fin, nunca debía solicitarlo.
¿Cuáles eran las horas indicadas para casarse?
Según las buenas costumbres, los enlaces podían realizarse en tres horas diferentes:
  • en la mañana hasta las 12 horas
  • en la tarde hasta las 19 horas
  • en la noche hasta una hora prudente
Si se celebraba en la mañana, se hacía generalmente con misa y era una ceremonia más larga. En la tarde tenía un toque mundano y por ser elegida en menor frecuencia se consideraba más aristocrática e importante. Si se hacía en la noche, el horario usual, se aseguraba la concurrencia de todos los invitados.
Algo para remarcar...



Era bien sabido que para organizar cualquier acto social, debía tenerse en cuenta, tanto la propia comodidad como la de las amistades. Una persona que tenía la mayor cantidad de amigos con las tardes ocupadas, debía evitar ese horario, para no privarlos de su asistencia. Era un simple detalle de cortesía que todos observaban.
Alejandra Cicchitti, propietaria de “Alejandra Cicchitti Antigüedades”.www.alejandracicchitti.com.ar
Fuente: http://www.mdzol.com/nota/553385-como-se-organizaban-antes-los-casamientos-en-la-argentina/

La Alameda de la Ciudad Capital de Mendoza (año 1880)


Como se Festejaba el día del Estudiante y comienzo de la Primavera en el año 1973, en la Ciudad Capital de Mendoza

La juventud recibía plenamente la llegada de este día en el Parque General San Martín, El Challao y otros lugares. Desde temprano el movimiento era enorme
Luego del mediodía todos se congregaban en una rueda folclórica de la amistad. A las 20hs. los jóvenes se trasladaban hasta la calle Belgrano desde  Juan B. Justo hasta calle Emilio Civit donde comenzaba a gestarse la clásica Farándula Estudiantil. Los carruajes seguían hasta el prado Español donde se desconcentraban.
Pasada la medianoche estaba en marcha un concurso folclórico y de música beat, que culminaba con la elección y coronación de la reina de los estudiantes.
La contagiosa alegría de los jóvenes en el Parque General San Martín

La Farándula Estudiantil ganaba las calles, aunque no estaba programado llegaba hasta la calle San Martín