miércoles, 25 de marzo de 2020

La Casa de Madame Lulú. Cine Avenida. (Julio de 1969) Ciudad de Mendoza


El Crack de 1929 produjo la caída anual de consumo de vino.

De 62 litros per cápita en 1926 pasó a 32,8 en 1932. Como la elaboración siguió siendo importante, se creó la Junta Reguladora de Vinos, que le sacó a los gobiernos provinciales el control de su vitivinicultura. El ente ordenó extirpar viñedos y arrojar el vino excedente y gravó los nuevos cultivos. No funcionó y fue disuelto en 1943. 

La intensa propaganda del Tren Trasandino. Señalando que ademas de tener un servicio de excelencia, ser el único ferrocarril que conectaba en esta parte del mundo, al océano Atlántico con el Pacífico


Toponimias de Mendoza. Puente Viejo

Primer puente carretero que se construyó sobre el Canal Zanjón y que fue ubicado sobre la actual calle Fray Luis Beltran, donde se encontraba el Cabildo

El 25 de Marzo de 1942 nacía en Memphis, Tennessee, la dama del Soul, “Aretha Franklin”.



Hija del predicador “Clarence LeVaughn Franklin” y la cantante de gospel “Barbara Franklin” siendo ella muy joven se mudaron a Detroit donde su madre abandonó a la familia. Su padre, que era muy conocido en la comunidad negra comenzó a llevarla a todos lados con él, así fue que Aretha conoció a “Martin Luther King” y a cantantes de jazz de primer nivel como “Dinah Washington” y “Ella Fitzgerald” que pulieron su naciente talento. A los 14 años realizó su primera grabación, un mix de Gospel y Soul donde ella misma tocaba el piano con maestría. En 1961 es contratada por “Columbia Records” que la presenta y perfecciona como una cantante de “Jazz”, en contra de los deseos de Aretha. Recién cuando en 1967 firma con “Atlantic Records” explotó su pasión por el Soul y se vio la mejor Aretha, durante 15 años fue una fábrica de éxitos pero su talento tenía mas sorpresas, hacia los años 80 firma con “Arista Records” e incursiono en el Rock&Roll y el Pop demostrando una versatilidad única. En 1997 se convierte en la primer mujer en entrar al “Salón de la fama de Rock&Roll” y en 2008 habiendo ganado ya 18 premios Grammy, fue elegida como la mejor cantante femenina de todos los tiempos.

El 25 de Marzo del 2001, en Buenos Aires, moría un talentoso músico integrante de la “Trova rosarina”, ese día con solo 45 años se apagaba la vida de Lalo de los Santos.




Nació el 17 de Enero e 1956 en Rosario con el nombre de Eduardo de los Santos al ser su padre un virtuoso guitarrista de tangos y su madre cantante profesional, estaba claro que su destino estaba en la música. Su primer profesor de guitarra fue Juan Carlos Zemp, “Lalo”, de solo 13 años, le pedía que le enseñara a interpretar temas de Los gatos, Almendra y Manal. Siendo aún un pre adolescente comenzó a conducir programas de radio, esta facilidad para modular la voz lo llevó mas adelante a ser la voz de “Clemente”, el personaje de Caloi. En 1973 lo convocan para incorporarse a la banda rosarina de rock sinfónico “Pablo El Enterrador”, que lideraba Rubén Goldin, pero al ver las rencillas, los egos y miserias del mundo de la música profesional se fue del grupo y literalmente desapareció. En 1982 Juan Carlos Baglietto lo llama para ser el bajista de su numerosa banda repleta de vecinos de Rosario, a los pocos meses, Silvina Garré se separa del grupo y se lleva a Lalo a su propia banda. En Marzo de 1983, Nebbia y Baglietto organizan “Rosario Rock '83” allí Lalo se presenta con el tema propio que se transformaría en su sello y en el himno de la nueva trova, el “Tema de Rosario”. En 1984 le llega la oportunidad de su primer LP, “Al final de cada día”, producido por Nebbia, luego le siguieron, “Hay otro cielo” y “Canciones Rosarinas”. Durante varios años formó parte de la troupe de músicor rosarinos en recitales por toda la Argentina, fue quien le abrió las puertas de su casa de Buenos Aires a un desconocido Fito Paez. Mientras estaba en proyecto una banda junto a Adrián Abonizio, Rubén Goldín y Jorge Fandermole, brindaron un recital a beneficio el 17 de Marzo de 2001 en el Balneario La Florida de Rosario, Lalo apenas podía mantenerse en pie, un fulminante cáncer lo sorprendió a sus jóvenes 45 años, muriendo solo 8 días después.

El 25 de Marzo de 1911, en la ciudad de New York, un trágico incendio en una fábrica textil derivó en los cambios mas significativos en las reglamentaciones para los espacios de trabajo industrial a nivel mundial, ese día se producía el "Incendio Triangle Shirtwaist".

Los dueños de la empresa Triangle Shirtwaist, Max Blanck e Isaac Harris lejos de pertenecer a una raza de empresarios usureros y abusivos eran peores, para su fábrica de blusas empleaban a unas 500 inmigrantes generalmente indocumentadas provenientes de países de Europa del este e italianas, la mayoría de ellas menores de edad que eran explotadas en condiciones infrahumanas. En los pisos 8°, 9° y 10° del Asch Building situado en la esquina de Greene Street y Washington Place, funcionaban los talleres de corte y confección donde las trabajadoras, pese a las extensas horas de trabajo no podían parar para comer ni para levantarse al baño, luego de ingresar las puertas se cerraban con llave para evitar el hurto tipo hormiga, hecho que se podía haber solucionado con personal de seguridad. A media tarde del sábado 25 de Marzo de 1911 se desató un voraz incendio en el octavo piso que por el material almacenado se propagó rápidamente a los pisos superiores atrapando a las trabajadoras de los talleres y a algunos hombres de la administración de la empresa. Las primeras mujeres que rompiendo una ventana accedieron a una escalera de emergencia cayeron al vacío cuando esta colapsó por el peso. Atrapadas sin posibilidad de salir la mayoría se entregó a su destino, algunas tomaron la decisión de no morir quemadas y se arrojaron a la calle muriendo de manera instantánea. Las escaleras de los bomberos solo llegaban hasta el sexto piso, por ello accedieron hasta el taller por el interior del edificio, cuando pudieron romper las puertas del octavo piso se encontraron con un panorama desolador, allí no había sobrevivientes, recién al acceder a los pisos superiores pudieron rescatar al resto de las empleadas. El saldo fue de 146 víctimas fatales, 23 por quemaduras el resto por asfixia y golpes por derrumbes, la mayoría eran mujeres menores de edad. La repercusión en los medios de los EEUU y el mundo provocaron los cambios mas significativos de principios de siglo en materia de seguridad industrial. Los caprichos de la historia quisieron que el incendio se produjera una semana después de la celebración del día internacional de la mujer trabajadora, por ello este hecho fue tomado como emblema de la celebración.

Chalet "La Celina", mandado a construir por el Dr. Rafael Calzada para su esposa, doña Celina González Peña. Rafael Calzada (prov. de Buenos Aires), 1920.


Madre Beduina, c.1948. Ilo Battigeli.


Otilia y Eduardo Sánchez Justo, nietos de Agustín P. Justo (Presidente de la Nación entre 1932 y 1938) y Ana Encarnación Bernal.


La ración semanal para una persona durante la Segunda Guerra Mundial