UA-28861861-1 Catástrofes en la cordillera Los aviones estrellados entre nuestras montañas dejan un rastro negro: desde Benjamín Matienzo hasta “el milagro” de los rugbiers uruguayos, recordamos esos vuelos. | Fotos Antiguas de Mendoza, Argentina y el Mundo de cada década desde 1880

domingo, 27 de noviembre de 2016

Catástrofes en la cordillera Los aviones estrellados entre nuestras montañas dejan un rastro negro: desde Benjamín Matienzo hasta “el milagro” de los rugbiers uruguayos, recordamos esos vuelos.

Hace unos días, un avión de corto alcance se estrelló cerca del paso de los Libertadores. Una persona murió. La avioneta Cessna T206H, perteneciente a la empresa JAC, provenía de Chile y se dirigía a la ciudad de Rosario.
Recordemos que en la cordillera de los Andes se han producido una cantidad de accidentes aéreos. En 1919, la  víctima fue el recordado Benjamín Matienzo.
Entre montañas, los restos de estos aviones permanecen como mudos testigos. 
El mártir de los Andes
El primer muerto que se cobró la cordillera de los Andes fue el teniente primero Benjamín Matienzo. 
Junto a Pedro Zanni y Antonio Parodi, Matienzo partió el 29 de mayo de 1919, desde la base aérea de los Tamarindos rumbo a Chile. Tras un temporal, sus dos compañeros regresaron a Mendoza pero él, que comandaba un Nieuport 28C1 - 165 HP del cuerpo Aéreo del Ejército Argentino, siguió adelante.
Su avión se estrelló en la Quebrada de Las Cuevas. Recién en noviembre de ese año fue hallado su cuerpo. 
Salvado por un niño
El 13 de junio de 1930, el avión Potez 25 de la aerolínea francesa Aeropostale, al mando de Henri Guillaumet, se estrelló en Laguna del Diamante (Mendoza), luego de enfrentar un temporal de nieve y viento.
La máquina había partido desde el aeropuerto Los Cerrillos en Santiago de Chile rumbo a Buenos Aires. Varios días después, el aviador fue hallado por un adolescente, quien le salvó la vida. 
Años para encontrarlos 
Dos años después de este suceso,  otro avión (esta vez, de la empresa estadounidense Panagra) se estrelló en el Cerro Tres Gemelos, a unos 40 kilómetros de Las Cuevas, en pleno mes de julio. 
La nave, un Trimotor Ford 5-AT-C denominado “San José”, estaba al mando de J.C. Robinson y transportaba a dos tripulantes y 6 pasajeros.
El vuelo número 535 partió desde Santiago de Chile rumbo a Mendoza para proseguir viaje a Buenos Aires. Todos perecieron y sus restos fueron encontrados en marzo de 1934.

Tragado por el Mercedario 
El 19 de junio de 1938, otro triste suceso enlutó a la aviación cuando un Boeing DC-2 llamado “Santa Lucia”, de la Linea Panagra, se estrelló cerca del Cerro Mercedario en la provincia de San Juan.
El avión se dirigía al aeropuerto de Arica (Chile). Los pilotos Donald Sheats y Robert Supple sucumbieron en aquel accidente. Varios años después sus cuerpos fueron rescatados. 
 Medio siglo después 
Uno de los más recordados accidentes en los Andes fue el del avión Lancasterian “Stardust” que se estrelló en el Cerro Tupungato. Recién en el 2000, durante un operativo, se recuperaron los cadáveres y partes de la nave. 
El siniestro se produjo el 2 de agosto de 1947, cuando un avión de la compañía British South American Airways despegó desde el aeropuerto de Ezeiza con destino a Chile. El vuelo SC- 59 había salido de Londres días antes.
La tripulación estaba integrada por el comandante Reginald Cook, su copiloto Hilton Cook, Donald Cheklin, Dennis Harmer y la auxiliar Iris Evans; junto a ellos viajaban 6 pasajeros. Todos perecieron en el acto.
El avión de los dólares 
El 17 de mayo de 1960, un Curtiss C-46F-1-CU de la aerolínea privada Transamerican Air Transport, se estrelló en el Cerro “El Sosneado”.
Este transporte de carga había despegado en Ezeiza, al mando del piloto Pedro Lafuente y de su copiloto Fermín Gómez, con destino a  Panamá. 
Popularmente, se lo conoce como “el avión de los billetes”, ya que llevaba de contrabando gran cantidad de dólares. Tiempo después de estrellarse, el avión fue descubierto por varios lugareños que no dijeron nada a las autoridades y se adueñaron de la valiosa carga.
Al parecer, uno de ellos empapeló con dólares una pared, mientras que los otros compraron algunos bienes. Luego, intervino la justicia.  
El fútbol de luto 
En enero de 2015 fueron redescubriertos en el Cerro “La lástima” (Linares, Chile) los restos del avión de pasajeros de la empresa LAN Chile que se estrelló el 3 de abril de 1961. En él viajaban 8 jugadores de fútbol del Club Green Cross, entre ellos, el argentino Eliseo Mauriño.
El bimotor DC -3 con matrícula CC- CLDP partió desde la Isla de Chiloé con destino a Santiago de Chile. Tras desviarse de rumbo, la nave chocó en uno de los cerros a unos 3.800 metros y se incendió dejando como saldo 24 muertos.
La peor tragedia 
Una de las mayores catástrofes aéreas en la cordillera se produjo el 5 de febrero de 1965, cuando el avión Douglas DC-6B-404 de LAN Internacional que se dirigía al aeropuerto de Montevideo (Uruguay) se estrelló en el Cerro Catedral - Cajón del Maipo (Chile).
La aeronave despegó de la capital chilena con 87 personas a bordo y a los pocos minutos de vuelo se precipitó en la cordillera pereciendo todos sus ocupantes.
Norteamericanos desaparecidos 
Un avión de la marina de Estados Unidos desapareció el 4 de agosto de 1969 con sus dos ocupantes: el capitán de fragata Ralph J. Touch y el capitán de corbeta James P. Kuhn, en la zona del Planchón.  
La máquina había partido desde Chile con rumbo al aeropuerto de Ezeiza.
Restos que aún persisten 
El 19 de octubre de 1971, a unos mil metros del Cristo Redentor, en el cerro Santa Elena, chocó un avión Douglas DC-6B de la aerolínea chilena LADECO (Lineas Aéreas del Cobre). El accidente pudo haber tenido características catastróficas porque se estrelló a unos 800 metros antes de la villa de Las Cuevas.
La máquina había salido desde “El Plumerillo” con destino al aeropuerto “El Chorrillo” en Santiago de Chile, transportando unos 12.500 kilos de ganado. Los tres tripulantes murieron en aquel accidente. Los restos aún se ven, esparcidos en aquella zona.
Tragedia de los uruguayos 
Se lo conoce como el “milagro de los Andes”. El 13 de octubre de 1972, partió desde Montevideo, la nave Fairchild Hiller 227 con destino a Santiago de Chile. El aparato transportaba 40 pasajeros, en su mayoría jugadores de rugby del Old Christians Club.Después de varias escalas, el vuelo despegó desde “El Plumerillo” hacia la zona del Planchón.
Una hora después del decolaje, la nave chocó entre el cerro El Sosneado y el volcán Tinguiririca. Allí, la tripulación y varios pasajeros murieron en el acto, pero 14 sobrevivieron a la catástrofe. 
Fuente: http://www.losandes.com.ar/article/catastrofes-en-la-cordillera

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...