jueves, 24 de febrero de 2011

Grupo de Alemanes, en el Club Alemán de Mendoza en 1912.

Italianos, Españoles, Árabes (gringos o tanos gallegos y turcos, para el común de la gente) convirtieron a Mendoza en una colorida comunidad en la que costumbres e idiomas tan diferentes convivieron y terminaron entremezclándose luego de una lógica etapa de adaptación entre nativos y extranjeros.
Hubo épocas en las que al mediodía en una misma cuadra se podía oler el aroma del kepi, la pastasciuta, la paella y el locro. Fueron surgiendo incluso dialectos nuevos como el cocoliche, una anárquica mezcla de italiano y castellano que con los años se fue extinguiendo, no sin antes dejar sus huellas en el lenguaje popular, de la misma manera en que improntas arábigas, itálicas e ibéricas le fueron cambiando el gusto al puchero.
Por aquella época eran dignos de escucharse los diálogos en que solían enredarse las clientas gringas con los almaceneros turcos; “Que la va a querer, sañura?” “Un cuarto di formaggio” (queso). Ese era solo el comienzo del pintoresco dialogo.
Y ni qué hablar el revuelo que originaba en el barrio una italiana circulando por las calles en bicicleta. Y si además iba fumando, entonces el hecho tomaba ribetes de escándalo. La semejanza de idiomas inducía a errores serios, como el de aquel itálico señor- como cuenta un veterano inmigrante de San José Guaymallén, Mario Alberti- que viajando en micro y muerto de hambre vio de pronto por la ventanilla un cartel que decía Despacio.
En Italia un dispaccio es un lugar para comer y el hambriento tano bajó del colectivo… para encontrarse con la soledad del campo mendocino. La inmigración masiva de europeos a Argentina y a Mendoza en particular creció en 1890. Llegaron atraídos por la posibilidad de conseguir trabajo y por muy buenas condiciones económicas que se les ofrecían en comparación con las que existían en sus países de origen, comenzando por el nivel salarial que era bastante elevado para los niveles Europeos. Las condiciones eran de tal envergadura, que hasta se podía competir con los Estados Unidos, que tenían una larga experiencia en materia de política inmigratoria. La zona templada de América de Sur fue la que experimentó el mayor crecimiento de todo el continente, siendo el caso de Argentina el más espectacular de todo el periodo. Mendoza triplicó su población entre 1885 y 1912

Foto gentileza de Nora Schmidt

domingo, 20 de febrero de 2011

Chacarita del Automovil EL MAGO de Hector Battinstoni, calle Saavedra 12 del Dto. de Guaymallén (año 1922 - Mendoza)

En calle Saavedra 12 del departamento de Guaymallén se halla ubicada Chacarita del Automóvil EL MAGO, propiedad del señor Héctor Battistoni. Este negocio fue inaugurado en el año 1922 primero con taller mecánico, y posteriormente se agregaron secciones de tapicería, pinturería, soldadura autógena, venta de repuestos nuevos etc.…

Luego estableció la venta de repuestos usados, para lo que adquirió todas las marcas de automóviles de la época que desarmaba y seleccionaba minuciosamente cada pieza quedando listas para la venta.

 
Hector Battistoni

lunes, 14 de febrero de 2011

Selecto grupo de Veraneantes en el Hotel de Villavicencio, donde figuran distinguidas familias (año 1925) Mendoza

Las distinguidas familias que están en la fotos entre otras son:


Familia ZAPATA
Familia ORFILA
Familia CERETTI
Familia GODOY
Familia MARENCO ABERASTAIN
Familia SUAREZ COROMINAS

lunes, 31 de enero de 2011

Familia Oriunda de Barcelona, llegados a Mendoza en 1890. (gentileza: Egle Piedrafita)


La inmigración Europea que cargada de expectativas decidió asentarse en la provincia  de Mendoza, contribuyó a dar otro sesgo a la sociedad. Nuevas costumbres, ímpetus distintos, hombres y mujeres que sumaron sus sueños a los mendocinos, en pos de un futuro que aparecía próspero en el horizonte.


domingo, 23 de enero de 2011

Tienda A LA CIUDAD DE PARIS, Departamento de San Martín (año 1932) Mendoza

Patrióticamente inspirados, aceptaban durante el mes aniversario, Títulos del Empréstito Patriótico Argentino por su valor escrito, en pago de compras al contado o cuentas.




Georgel y Chazal

miércoles, 19 de enero de 2011

Imagen Nocturna del Pasaje San Martín (1930) Mendoza

Una vista nocturna, novedosa y artística tomada por el artista Ferrari desde el nuevo edificio del Diario Los Andes; para tomar en primer término el monumental Pasaje San Martín

martes, 11 de enero de 2011

Equipo de Foot Ball, del Centro Estudiantil y Deportivo, Escuela de Comercio (año 1921) Mendoza

Ganadores del campeonato Estudiantil de Foot Ball, organizado por la Dirección General de Escuelas que el día 25 de mayo de 1921 se midiera en la provincia de San Juan con el cuadro del Colegio Nacional de aquella provincia

viernes, 7 de enero de 2011

Cine IRIS, ubicado en San José, departamento de Guaymallén (foto de 1943) Mendoza

Entre los constructores activos de principios de 1900, se encontraba el seños Luis Coll, que radicado en Rodeo de la Cruz desde 1912, época en que llego desde su patria, siempre estuvo vinculado a numerosas construcciones del departamento y de la Provincia. Desde Barcelona trajo una rica experiencia adquirida al lado de sus padres y abuelos y que a la vez transmitió el Señor Luis Coll a sus hijos,( Miguel, Juan, Luis José y Francisco) Entre las construcciones relevantes que realizaron se encuentra el Cine Iris, que estaba ubicado en San José en el departamento de Guaymallén

miércoles, 5 de enero de 2011

Foto de integrantes de Club Gimnasia y Esgrima (año 1901) Mendoza


Sentados: Arturo Villanueva, Antonio Moyano, Carmelo Guevara, Dr. Cruz Vera.  De Pie, se encuentran entre otros: Comandante Castro, Eduardo G. Evans, Gonzáles Ruiz, Ricardo Calderón, Cicerón E. Aguirre,  Carlos A. Evans, Leonidas Aguirre, Eduardo Tessaire, Benjamín Civit, Jorge T. Evans, Estanislao Gaviola, Amadeo Zorreguieta, Jorge Urizar, Enrique Varela Blanco, Roberto Funes, Dr. Félix Sicardi, Manuel Villalobos, Pedro H. Hartensfels, etc. etc.…

sábado, 1 de enero de 2011

Inauguración del Cine STORNELL, (Mayo 1927 - Mendoza).

La nutrida y selecta concurrencia que llenó el cine Estornell, durante la función a beneficio de la Iglesia de Loreto. La función estuvo a cargo de la cupletista Teresita España